Visitas

sábado, 28 de abril de 2012

Un rincón en mi vida.

Puedes hacerte un rincón en el mundo, o un rincón en mi vida. A lo mejor mi vida algún día se convierte en tu mundo. Fuiste ganándome poco a poco, fuiste perdiéndome también. Aprendí que esa barba de dos días era todavía mejor con ese sonreír tan tuyo. Que aprendería a dar segundas oportunidades. Qué junio traería alguna locura y un adiós a las habitaciones que tanto callaron ese año... Aparecieron cuarenta metros cuadrados y apareciste tú. Desapareció el que un día estuvo ahí y regreso el que un día se fue. Alguno más fácil de olvidar, alguno menos difícil de querer. Pero no me ganes poco a poco, si luego nos vamos a echar a perder.



No hay comentarios:

Publicar un comentario