Visitas

martes, 29 de mayo de 2012

Hay secretos de dos, que es mejor no contar a nadie.

Échale mas arena al reloj, que no se pare el tiempo. Que no nos pare el tiempo. Dedícame un minuto y te construyo un universo. Fui la reina de mi templo y la ruina de tu cuento. ¿Dónde quedó lo bonito de intentarlo? Lo de no esperarlo y acabar por conseguirlo. ¿Dónde quedó el placer de volver a hacerlo? Me olvidé de ti, pero para olvidarme de nosotros también tuve que olvidarme de mí, y eso es algo que no me perdono. Solo te diré "te quiero" cuando esté totalmente segura, segura de que no puedes oírme. Hay secretos de dos, que es mejor no contar a nadie.


No hay comentarios:

Publicar un comentario