Visitas

miércoles, 31 de diciembre de 2014

Año de contrastes.

Año de contrastes. De muchos contrastes. Creo que este sería el mejor titulo. En este día en el que hago balance del año, no puedo evitar pensar en todas las cosas que me han pasado, tanto buenas como malas. Y en todo lo que me depara el próximo año.

Es increíble cómo puede cambiar una vida en un año, lo duro que empezó aunque lleno de esperanzas, algo que me enseño muy bien mi abuelo, eso de "al mal tiempo, buena cara". Mi primer tatuaje, un 4 de enero, fue como una inyección de positividad, lo reconozco, el primero de los muchos que aún me quedan. Acababa de dejar mucho atrás, aunque nos empeñábamos en tenernos presente, supongo que eso fue lo peor. Cuando algo se acaba es mejor dejarlo ir pero yo eso no lo sabía, o mejor dicho, no quería saberlo. Los primeros meses se hicieron muy largos, aunque entre cumpleaños, fiestas y algunas miradas perdidas que incitaban a algo más, se amenizaron bastante.

Luego llegaron los agobios y las prisas de los exámenes finales, ese estrés que no sirvió de mucho, que, dieron como resultado un cambio de planes. En el fondo lo agradezco, quizás no era momento de empezar de cero en otra ciudad. Me vi sin una dirección, sin un punto al que llegar, aunque nunca me ha preocupado ese tipo de temas, siempre he dejado que las cosas fluyan y que venga lo que tenga que venir y entonces vino. Llegó. Apareció. Él, sin más. 

En ese momento no sabía lo mucho que iba a significar para mí y es que lo bonito de arriesgar, es que puedes ganar y con el gané. Gané tantas cosas, me abrió los ojos y me hizo darme cuenta de que quien te quiere, te lo demuestra. Puedo decir bien orgullosa que, es lo mejor que me ha pasado este año y en mucho tiempo. Estoy muy orgullosa de haber conocido a un chico así, cada día con él es especial, y si no, ya se encarga de que sea así, lo hace todo tan sencillo, quizás sea porque estoy enamorada de él, reconozco que estoy loca por él. Desde que lo conozco ha estado siempre, en mis momentos más duros como la muerte de mi abuelo hace 3 meses, para mí, el momento más duro de mi vida, nunca se me había ido alguien que quisiera tanto, uno de mis ejemplos a seguir y alguien que recordare y querré toda mi vida. Y por supuesto agradezco a mi familia y a mis mejores amigos seguir un año mas con ellos.

Sin duda un año de contrastes.

lunes, 29 de diciembre de 2014

#06

'No quiero dejarte nunca,
no quiero que me faltes nunca,
a veces necesito saber que será así,
o incluso cuando más claro lo tengo,
es cuando más miedo tengo,
es cuando más cerca veo esa posibilidad.'